Historia del Colegio

el . Publicado en Colegio

Para dar a conocer el Colegio de la Purísima Concepción es previo explicar los antecedentes fundamentales de la Congregación de la Purísima Concepción, en razón a que esta, desde su aprobación por la Iglesia Católica como tal, ha tenido como carisma o distintivo la educación y como elemento representativo su obra educacional, hoy el Colegio. A mediados del siglo XIX (1836) la distinguida dama chillaneja doña María Juana Gregoria Irizar Arrau y otras damas como : María Magdalena del Pilar Amunátigui, María Cruz Arrau, María Mercedes Rioseco se empeñaron en fundar un monasterio de religiosas en la nueva ciudad de Chillán.

La idea de fundación sólo se comienza a concretar en 1839 cuando doña María Juana dono sus bienes para la construcción del monasterio junto al cual funcionaría una escuela, estableciendo entre otras condiciones el que ella fuese admitida en el claustro. Entre los bienes donados estaban la manzana en que hoy funciona el Colegio y la casa mayor de la Congregación. Ante la idea de fundación del Monasterio la Municipalidad de Chillán contribuyo cediendo  la manzana siguiente en dirección este. 

El contar con el espacio físico para instalar el Monasterio fue sólo el inicio de las gestiones que dona María Juana tuvo que desarrollar, su empeño logro que en 1840, el señor Elizondo,  Obispo electo de Concepción, da una favorable acogida a la idea de fundación, el año siguiente el gobierno de Chile otorgo la licencia correspondiente y el año 1852 la Santa Sede permitió al Obispo erigir canónicamente la nueva Congregación, en el intertante Monseñor Elizando falleció, nombrándose un nuevo Obispo de Concepción, Monseñor Hipólito Salas, quien debió pedir de nuevo a Roma la facultad de proceder a la erección canónica, la que le fue concedida el 27 de julio de 1857.

La nueva Congregación nace oficialmente el día 01 de diciembre de 1859, pasan algunos años y es así como en 1867 se inicia la enseñanza fundándose una escuela la que se vera acompañada en su labor a partir de 1875 por una nueva obra educacional el Colegio. Ambas instituciones continúan su vida de servicio a la ciudad y la provincia, hasta que en 1980 son fusionados tomando como nombre único de Colegio de la Purísima Concepción.